Download Monografia Gas Lacrimogeno PDF

TitleMonografia Gas Lacrimogeno
Tags Water Gases Chemical Weapon Contact Lens
File Size406.9 KB
Total Pages16
Table of Contents
                            3. Los síntomas 6
3.1. Medidas de Protección 7
3.3. Cara y cuello 9
3.4. La respiración 9
CONCLUSIONES
ANEXO
Hay muchos tipos de gases lacrimógenos, que deben su nombre a los elementos químicos que contienen.
	Con un disparador en forma de Spray.
	El aparato se vacía constantemente cada 16 segundos y llega a una distancia de 20-30 metros. Se puede difundir en una distancia de 200-300 metros.
	Lacrimógeno tipo granada. Funciona de manera similar a una granada. Después de abrir y tirar se libera el lacrimógeno en forma de gas. La granada lacrimógena puede ser lanzada con la mano o bien por un lanzador de granadas.
3. Los síntomas
La sensibilidad a los gases lacrimógenos varía de persona a persona. Depende del estado emocional, el nerviosismo, la actividad física, la temperatura y la humedad del cuerpo. Cuanto más caliente y húmedo es el cuerpo mayor es el efecto del gas lacrimógeno. Especialmente aquellos que padecen asma o hipertensión pueden tener problemas muy graves. En tal caso, es altamente recomendable el ingreso inmediato al hospital.
3.1. Medidas de Protección
Actualmente, los gases lacrimógenos están compuestos por sustancias ácidas y para su neutralización se requiere asociarlos con sustancias base. En lugares donde el uso de los lacrimógenos es constante para la liquidación y la represión de los movimientos sociales (Ej. Grecia bajo el dominio del FMI), se utilizan ampliamente por las manifestantes, sustancias antiácidas farmacéuticas que están indicadas para la neutralización o reducción del ácido estomacal. Las sustancias más utilizadas son:
	PRECAUCIÓN: No levantamos la granada que no ha explotado. Podemos sufrir accidentes serios si explota en nuestras manos.
3.3. Cara y cuello
En general, el cuello y la cara son las áreas más vulnerables. Sustancias lubricantes como cremas para la piel o de labios (vaselina, protector labial, maquillaje) deben ser evitadas ya que favorecen y aumentan el efecto de los lacrimógenos. El uso de polvos talco ayuda a mantener la piel seca.
La ropa de algodón reduce la sensación de ardor y evita el contacto directo con la piel. Los lacrimógenos permanecen en la ropa y los seguimos respirando tras alejarnos del lugar que fueron lanzados. Una segunda camiseta puede resultar de gran ayuda.
Para disminuir el efecto del gas, escupimos, nos sonamos la nariz, hacemos gárgaras y escupimos.
3.4. La respiración
Dependiendo de la cantidad utilizada de lacrimógenos, como también del tiempo que la persona está expuesta, existen diferentes alternativas. Con un número reducido de lacrimógenos o tiempo de exposición, las manifestantes pueden tapar su cara y su cuello con pañuelos mientras intentan alejarse a un espacio de aire limpio. El pañuelo mojado no es recomendable ya que el agua detiene parte de las sustancias químicas y nos podemos desmayar.
Mascarillas para pintor Antipolvo/Aerosol se recomiendan a aquellas personas que se exponen en mayor medida a los gases lacrimógenos. No hay que olvidar que los gases lacrimógenos son armas prohibidas incluso en época de guerra debido al daño que pueden producir en nuestra salud. Por lo tanto, el material más recomendable para nuestra protección es la máscara antigás.
En general, hay que mantener la calma y recordar que hay que respirar lentamente. Debemos recordar que es sólo temporal. Intentamos tranquilizar a las personas de nuestro alrededor que puedan haber entrado en estado de pánico y les ofrecemos ayuda si es necesario.
CONCLUCIONES
Para aquellas personas que padecen problemas de salud, las consecuencias de las sustancias químicas son temporales. Sin embargo, para las personas que caben en las categorías a continuación descritas, es muy importante que eviten las sustancias químicas porque sus consecuencias pueden afectar a largo plazo.
Personas con problemas respiratorios, como asma o enfisema pulmonar, pueden sufrir una exacerbación de los síntomas y daños permanentes.
Personas con problemas de salud crónicos o personas que siguen un tratamiento farmacológico debilitador del sistema inmunológico (tales como quimioterapia, radioterapia, tratamiento con corticoides), quedan sujetas a un posible empeoramiento de la enfermedad, así como a una reacción impredecible del organismo y un probable enlentecimiento de la terapia.
Mujeres en periodo de gestación, pueden padecer un aborto o problemas en el parto. En periodo de lactancia, cabe la posibilidad de traspasar toxinas al bebé.
Personas con problemas dermatológicos (como acné severo, psoriasis, eczema) o bien con problemas oftalmológicos (conjuntivitis, uveítis) pueden experimentar reacciones adversas.
Personas que siguen un tratamiento farmacológico que su interrupción podría causar graves problemas en su salud (diabetes, hipertensión, VIH), han de tener en cuenta que en caso de detención y arresto, pueden encontrarse en la situación de no poder cubrir sus necesidades farmacológicas.
ANEXO
                        

Similer Documents