Download psicopedagogia y de los medios audiovisuales PDF

Titlepsicopedagogia y de los medios audiovisuales
Tags Perception Psychology & Cognitive Science Scientific Method
File Size11.8 MB
Total Pages237
Table of Contents
                            Índice
                        
Document Text Contents
Page 1

SICOPEDAGOGIA
N

ENSENANZA
.._.

Page 2

PSICOPEDAGOGÍA DE LOS MEDIOS AUDIOVISUALES EN LA
ENSENANZA PRIMARLA

Page 118

Los fenómenos perccptiijos básicos

bres, por ue el texto mejor escrito o la fotografía más lograda

verdadera.
no reemp P azan la calidez y la presencia de una voz humana

LA ASOCIACION AUDIOVISUAL

En la sección “Generalidades” mostramos que a las delimita-
ciones del lenguaje debía oponerse una fusión de los procesos
síquicos, que a las simplificaciones aparentes introducidas por f& palabras correspondían operaciones perceptivas muy com-

plejas. El orden de exposición lógico que hemos ado tado
-percepción visual, percepción auditiva y asociación au 5 iovi-
sual- no debe ilusionarnos. Sería conveniente, para la claridad
de la exposición, clasificar los roblemas y reagrupar las cuestio-
nes. Pero hemos partido de P a situación de conjunto y ahora
debemos retornarla y referirnos a algunas investigaciones efec-
tuadas para estudiar la asociación audiovisual, el papel respec-
tivo de lo auditivo y de lo visual cuando se hace variar la
proporción de uno con respecto al otro.
En esta última parte no nos remitiremos, sin embargo, a todas

las observaciones que ya hemos hecho respecto de la unidad
perceptiva: nos contentaremos con aportar algunos resultados
experimentales obtenidos cn ciertas situaciones audiovisuales
claramente determinadas.

RELACIONES ENTRE LA BANDA VISUAL
Y LA BANDA SONORA DE UN FILME

Tomamos de los trabajos de Carpenter y su equipo el primer
ejemplo de las experiencias, cuyo informe fue dado por Nozet
[167}.

Analizaremos la experiencia relativa al papel de diversos tipos de comen-
tarios de un filme sonoro. Nuestro propósito fue determinar los efectos de
tres variaciones de un mismo comentario sobre un mismo filme, a saber:
1. La longitud o más exactamente la “densidad” de ese comentario expre-

sada en palabras por minuto de proyección.
2. La manera como ese comentario es presentado al auditorio: se puede

emplear la primera persona, en la que el comentarista dice: “yo hago
esto’’; la segunda mona, “ustedes hacen esto”; una forma pasiva,
“esto se hace de tafmanera”, o una fórmula imperativa, “ha an esto”.

3. as relaoiones entre ei comentario y ia parte visual: las exfiicaciones
suministradas respecto de una escena pueden comenzar un poco ante5

122

Page 119

Los fetiámenos perceptiuos básicas

que la escena misma a arezca sobre Ia pantalla, de manera de orientar
la atención del espectafor, o por el contrario, cierto tiempo después de la
aparición de la escena, de modo que la curiosidad natural del adulto no
se debilite y, una vez satisfecha su curiosidad, pueda comenzar la
observación precisa. Coino vemos, se trata aquí de un estudio de los
elementos específicos de la acción de un filme sobre el auditorio, y
nunca se había hecho antes una experiencia de este tipo. El tema del
filme fue elegido en’ función de los problemas de enseñanza que se
plantean en la marina norteamericana. En este caso se trataba de en-
señar a los jóvenes recliitas a hacer tres tipos de nudos marinos de uso
corriente. La es eriencia puso de manifiesto que valía la pena tomar
en consideración !as hipótesis de trabajo elegidas, ya que las variaciones
observadas fueron importantes. E n lo que concierne al “grado de ,ver-
balización del filme”, cabe precisar que no está hicaniente en función
de la cantidad de palabras introducidas en la parte sonora, sino tam-
bién en función de la naturdleza misnia del papel de esas palabras en
relacióc con In parte visual. D e ese modo pudieron definirse tres nive-
les: a) un nivel “bajo” en el que los sujetos se limitan a describir los
gestos del actor; E>) un nivel “medio” en el que se precisan, además, mien-
tras 5e hace el nudo, las relaciones existentes entre las diversas partes del
mismo; c) un nivel “elevado” qiie agrega una descripción detallada de
los diversos estadios de esa redlización.
Si volvemos a la noción de “densidad” para el comentario, la versión

“baja” coiiiprendía alrededor de 90 palabras por niinuto de proyección,
la versióii ‘inedia” 130 y la versión “elevada” 180. En lo que concierne
a la forma del conieiit;trio, se observó que en los coiiientarios de filines de
eiiscríaiiza de f:stc tipo sc iitilixó geiicralincnte la foriila pasiva (“se ha
obtenido” u “se 1: 1 rcalizado un iiutlo”), inieiitras qiie los tecnicos de
piiblicitlad y ciertos orntlorcs precoriinn la scgiirida pcrsona ( “iistcdcs ha-
cen esto”), Ikiitro del niarco dc tina ensrñanza iiiis autoritaria, c0iii0
FS rl cn,so rn cl ejhcito, sc 11a pciis:ido que la forma imperativa tainbith
podía dar hiiciios resultados. Por últiiiio, en lo conccriiientc a las relacio-
ncs entre cl coiiiciitario y la parte visual, se dccidió que en la versión
“adelantada” dcl comentario, se ciiipczaría la descripción alrededor de dos
segiiridos antes de la aparición de la escena correspondiente, y que la
versibn “retarclacla” lo liaría c m un retardo igual. Coino los filmes rea-
lizados eran muy cortos, se adoptó como última hipótesis de trabajo que
esas ti-cs variables estudiadas podían ser Consideradas conio indepen-
dientes.

Para medir los efectos producidos por estas tres versiones distintas de
un mismo filme, se pensó que si se utilizaban los métodos clásicos que
exigen a los espectadores una respuesta escrita a un cuestionario pre-
parado de antemano, se corría el riesgo de que las diferencias observadas
no fueran estadísticaniente significativas. Como los filines tenían por
objeto enseñar a los reclutas a reproducir un conjunto de gestos detor-
minados, se les pidió que hicieran el trabajo propuesto (obtención de
un nudo) despues de la proyección del filme. Para ello cada espectador
encontró ante sí, en la sala de experimentación, im sobre con su nom-
bre, y nna cuerda en su interior. El sobre era abierto al final de la
proyección y los marineros trataban en el acto de hacer el nudo. E n
esto test participaron más de 1.800 jávenes que fueron distribuidos en
r p o s estadísticaniente equivalentes, de acuerdo con los resultados que
abían obtenido en un primer test colectivo, concebido por la marina y

administrado al día siguiente de su incorporación en las diversas unidades.
Combinando los diversos factores anterioniiente enumerados, se reali-

Page 236

SE TERMINÓ DE IMPRIMIR EL DfA
VEINTE DE SETIEMBRE DEL ANO MIL

LOS TALLERES GRÁFICOS DE LA COM-

CALLE ALSINA 2049 - BUENOS AIRES.

NOVECIENTOS SESENTA Y OCHO EN

PAÑfA IMPRESORA ARGENTINA S. A.,

Page 237

La utilización eficaz de los medios audiovisuales, incor-
porados ya definitivamente al ámbito de la educación,
exige un conocimiento preciso sobre las características
y posibilidades de los m i s m o s y sobre los resultados de
su aplicación.

Partiendo del estudio de los fenómenos perceptivos, Gas-
ton Mialaret, el conocido pedagogo francés, nos conduce
ahora al conocimiento sistemático de los procesos psi-
quicos afectados o provocados por el empleo de los m e -
dios audiovisuales.

El estudio de la relación entre los medios audiovisuales
y los fenómenos psicológicos -estudio orientado hacia
una aplicación en el c a m p o de la pedagogía- está en
esta obra respaldado por un sólido trabajo de investigación
experimental y sus resultados se apoyan invariablemente
sobre pruebas, tests, observaciones, etc., regidos por una
estricta metodología.

Es esta, pues, una obra de validez científica, completa,
cuya estructura y riqueza revelan una cuidadosa elabo-
ración por parte del autor y de los especialistas q u e con
él han cooperado. Constituye, sin duda, un libro de con-
sulta indispensable, y un auxiliar obligado para quienes
producen materiales audiovisuales y espectáculos desti-
nados a la audiencia infantil, y para el maestro que se
enfrenta con las técnicas de la enseñanza moderna.

Similer Documents